martes, 30 de junio de 2015

Qué comer en Lanzarote, gastronomía de mar entre volcanes


Lanzarote también es gastronomía. Además de sol, playa, y volcanes, es un lugar donde disfrutar del buen pescado y los platos típicos que siempre aporta viajar a Canarias. Fuera de las zonas turísticas de restaurantes internacionales y de comercio dedicado al turismo de masas, se puede disfrutar de productos locales. Siempre regados con los prestigiosos vinos de la uva malvasía, que se cultiva en las negruzcas tierras de La Geria.

La mejor forma de descubrir la isla a través del paladar es, sin duda, perderse por sus pueblos pesqueros y por las zonas menos masificadas del interior (Tiagua, Uga, Femés, los núcleos rurales de Yaiza o Tinajo, etc.). Tampoco se pueden olvidar zonas costeras dónde aún vive el espiritu de pesca y ambiente calmado que no se encuentra en las zonas macro-turísticas, en Arrieta, Caleta de Famara u Orzola se puede disfrutar de pescado que ha salido del mar apenas unas horas antes.

Simple y rico: queso y vino
La gastronomía conejera no destaca por grandes elaboraciones, como bien menciona el propio patronato de tutismo "destaca la materia prima sobre la elaboración". No por ello desmerece la cocina de la isla (al contrario) y un ejemplo son los buenos quesos y vinos con los que poner un aperitivo o disfrutar un picoteo de media tarde. Las bodegas con Denominación de Origen de Lanzarote cuentan con fama internacional y tienen la particularidad de sus paisajes, únicos en el mundo, dónde las viñas brotan entre terrenos cubiertos de piedra volcánica (picón).


Pescado y papas arrugadas
La tradición marinera está fuertemente arraigada en las islas orientales de Canarias, por lo que los productos del mar son claros protagonistas. Sin buscar demasiado se encuentran restaurantes donde degustar parrilladas de pescado fresco, siempre acompañados de las papas arrugadas, hilo conductor de la cocina canaria en las 7 islas. Vale la pena apuntarse productos autóctonos de las islas como 'la vieja', pescado blanco de alta calidad, además de la cabrilla, el bocinegro, la corvina, etc.

Imprescindible: el sancocho
El guiso por excelencia de la cocina de la isla. Un plato de pescado con papas y batatas que se sirve habitualmente con una pella de gofio amasado y que se convierte en una opción perfecta en cualquier época del año, no es demasiado pesado y entra perfecto con las suaves temperaturas que tiene este paraíso volcánico durante todo el año.

Otros platos
La lista de platos a probar en Lanzarote es mucho más amplia y si hay tiempo y aparecen en las cartas no son nada despreciables clásicos de la cocina canaria como las costillas con papas y piñas, el atún encebollado, la carne de cabrito... además de postres típicos en los que el gofio, ese cereal omnipresente en Canarias, también tiene protagonismo. Y todo ello siempre bañado con mojo, ya sea rojo o verde, y los ya mencionados vinos conejeros.


Quizás te interese: Lanzarote a través de sus playas



También te puede interesar

0 comentarios:

Publicar un comentario